Latest Entries »

Funerales.

De: Jaime García Terrés.

Yo soy, tú eres,él; nosotros todos
somos algo de tiempo, y este mismo,
siendo a su vez algo de nosotros,
nos reduce a la nada con su nada.

Anuncios

Estacionado.

IMG_20170506_182229-01

El recado.

De: Elena Poniatowska.

Fragmento.

…Pienso en ti muy despacio, como si te dibujara dentro de mí y quedaras allí grabado. Quisiera tener la certeza de que te voy a ver mañana y pasado mañana y siempre en una cadena ininterrumpida de días; que podré mirarte lentamente aunque ya me sé cada rinconcito de tu rostro; que nada entre nosotros ha sido provisional o un accidente.

Las cosas completas

De: Mark Strand.

 

En el campo

soy la  ausencia

del campo.

Siempre

es así.

En donde esté

soy lo que falta.

 

Cuando camino

parto el aire

y siempre

el aire viene

a llenar los espacios

en donde estuve.

 

Todos tenemos razones

para movernos.

Yo me muevo

para mantener las cosas completas.

Tláloc.

De: Efraín Huerta.

Sucede

Que me canso

De ser dios

Sucede

Que me canso

De llover

Sobre mojado

Sucede

Que aquí

Nada sucede

Sino la  lluvia

lluvia

lluvia

lluvia

Un sentido.

Continuidad.

De: Alejandra Pizarnik.

No nombrar las cosas por sus nombres. Las cosas tienen bordes dentados, vegetación lujuriosa. Pero quién habla en la habitación llena de ojos. Quién dentellea con una boca de papel. Nombres que vienen, sombras con máscaras. Cúrame del vacío -dije. (La luz se amaba en mi oscuridad. Supe que no había cuando me encontré diciendo: soy yo.) Cúrame -dije.

Alcanzar la noche.

Amor de mis entrañas

Amor de mis entrañas, viva muerte,
en vano espero tu palabra escrita
y pienso, con la flor que se marchita,
que si vivo sin mí quiero perderte.

El aire es inmortal. La piedra inerte
ni conoce la sombra ni la evita.
corazón interior no necesita
la miel helada que la luna vierte.

Pero yo te sufrí. Rasgué mis venas,
tigre y paloma, sobre tu cintura
en duelo de mordiscos y azucenas.

Llena, pues, de palabras mi locura
o déjame vivir en mi serena
noche del alma para siempre oscura.

-Federico García Lorca.

Me miro desde dentro.

image

image

De: T.S. Elliot

I
Somos los hombres huecos
Los hombres rellenos de aserrín
Que se apoyan unos contra otros
Con cabezas embutidas de paja. ¡Sea!
Ásperas nuestras voces, cuando
Susurramos juntos
Quedas, sin sentido
Como viento sobre hierba seca
O el trotar de ratas sobre vidrios rotos
En los sótanos secos
Contornos sin forma, sombras sin color,
Paralizada fuerza, ademán inmóvil;
Aquellos que han cruzado
Con los ojos fijos, al otro Reino de la muerte
Nos recuerdan -si acaso-
No como almas perdidas y violentas 
Sino, tan sólo, como hombres huecos,
Hombres rellenos de aserrín.

Variaciones sobre la muerte.

De: E.M Cioran.
Porque no reposa sobre nada, porque carece hasta de la sombra misma de un argumento, es por lo que perseveramos  en la vida. La muerte es demasiado exacta; todas las razones se encuentran de su lado.

De: Wislawa Szymborska.

¿Qué hay que hacer?
Presentar una instancia
y adjuntar el curriculum.

Sea cual fuere el tiempo de una vida
el curriculum debe ser breve.

Se ruega ser conciso y seleccionar los datos,
convertir paisajes en direcciones
y recuerdos confusos en fechas concretas.

De todos los amores basta con el conyugal,
los hijos: sólo los nacidos.

Importa quién te conoce, no a quiénes conozcas.
Viajes, sólo al extranjero.
Militancia en qué, pero no por qué.
Condecoraciones sin mencionar a qué méritos.

Escribe como si jamás hubieras dialogado contigo mismo
y hubieras impuesto entre tú y tú la debida distancia.

Deja en blanco perros, gatos y pájaros,
bagatelas cargadas de recuerdos, amigos y sueños.

Importa el precio, no el valor.

Interesa el título, no el contenido.
El número del calzado, no hacia dónde va
quien se supone que eres.
Adjuntar una fotografía con la oreja visible:
lo que cuenta es su forma, no lo que oye.
¿Qué oye?
El fragor de las trituradoras de papel.

E.M.Cioran.

image